Saltar al contenido

Peligros del brasero eléctrico y precauciones

Recuerda siempre que el brasero y sistemas de calefacción similares están implicados en centenares de incendios al año.

 

[wpas_search]

Recomendaciones:

  • Utilizar un brasero eléctrico o de cualquier tipo como sistema de calefacción habitual conlleva riesgo. Siempre hay que prestarle atención y no dejarlo sin vigilancia.
  • El brasero no es el método de calefacción más eficiente ni seguro, existen otros sistemas de calefacción de menor consumo y mayor seguridad. La mejor opción es utilizar un sistema de bomba de calor en cuanto a sistema de calefacción de bajo consumo seguro. Entraña poco riesgo: Los puedes ver en amazon.
  • Evitar siempre la falta de vigilancia constante del aparato en funcionamiento.
  • Ventilar diariamente la estancia cada cierto tiempo al menos 10 min cada vez.
  • Comprobar con frecuencia la integridad de todos los elementos que forman el aparato.
  • Controlar que no haya objetos bajo la tarima de la mesa camilla:
  • Se alcanzan temperaturas altas bajo la tarima de la mesa (la tarima es la madera inferior de la mesa que contiene el hueco donde se coloca el brasero) La distancia entre la tarima y el suelo es menor a 15 cm, y al ser un espacio oculto de difícil acceso, suele pasar por alto y no recibe la debida atención. Las características de este espacio favorecen la acumulación de objetos y pelusas.
  • Mantener una distancia segura entre este tipo de calefactores y elementos inflamables.

Algunas precauciones a tomar:

  • Mantener alejado del brasero elementos inflamables (cuadernos, telas, objetos de madera, plástico, etc)
  • No guardar objetos bajo la mesa camilla cuando el brasero está en funcionamiento.
  • Ventilar diariamente la estancia durante 10 minutos cada cierto tiempo abriendo una puerta o ventana.
  • Prestar atención constante y no dejar nunca el calefactor sin vigilancia.
  • Comprobar que la enagua de la mesa camilla no llega a tocar suelo, y existan unos centímetros de espacio abierto entre la falda y el suelo.
  • Apaga el calefactor si puede que te duermas (en el sofá por ejemplo).
  • Comprobar con frecuencia que el cable y el aparato se encuentran en buenas condiciones, y que el enchufe hembra o toma de corriente permanece siempre a temperatura ambiente. Si sube la temperatura de la toma de corriente (enchufe hembra) que se está utilizando para alimentar de energía al brasero, por poco que sea, pide que lo revisen y coloquen una toma de corriente adecuada al uso que va a realizar. Pide una revisión de la instalación eléctrica.
  • Mantén el brasero fuera del alcance de los niños.

La combustión:
La combustión inadecuada del brasero (estufas, calefactores, chimeneas, ETC) puede producir problemas respiratorios y causar otras dolencias en el organismo debido a respirar los agentes contaminantes procedentes de ésa mala combustión. Incluso la buena combustión entraña riesgos y puede provocar la conocida muerte dulce. Consumen una gran cantidad de oxígeno y aumentan la cantidad de monóxido de carbono del espacio. Se utilizan con frecuencia en espacios cerrados con escasa ventilación, provocando síntomas como dolor de cabeza, fatiga, mareos y nauseas, entre otras, llegando a provocar la muerte en algunos casos.